Ceremonia Mensual de Septiembre del Año 185 de Tenrikyo

2022年10月17日

Percibiendo la llegada del otoño

En la oración a Dios, el Rvdo. Daisuke manifestó su agradecimiento por la benevolencia de Dios Oyagami con la cual se reveló en este mundo tomando a Oyasama como su Templo, aclaró en detalle la Verdad del Origen, enseñó el camino de dedicación sincera a la salvación y nos orienta hacia el mundo de alegría rebosante.

Seguidamente, expresó: «Nosotros, los encargados de iglesia y los Yoboku, procurando hallar en todo lo que ocurre la intención de Oya, Padre-Madre, que apremia nuestra madurez espiritual, estamos determinados a esforzarnos en la divulgación de la fe y la salvación del prójimo y a recorrer firmemente con miras a la realización de un mundo pleno de alegría y felicidad teniendo presente la Vida Modelo de Oyasama». Posteriormente, se celebraron con alegría el Tsutome del Kagura y el Teodori, Danza Sagrada.

En el Hogar Paterno, las frescas mañanas y noches de los últimos días hacían notar la llegada del otoño. Aquel fue un día en que la temperatura alcanzó los 30 °C y, si bien brillaron los rayos del sol como si persistiese el verano, de vez en cuando soplaba una refrescante brisa en el área en torno a los santuarios. Una vez concluido el Tsutome, Yoshiharu Nakayama, reverendo de la Sede, dirigió el discurso de la ceremonia.

Al comienzo del discurso, el Rvdo. Nakayama, citando un extracto de «La Doctrina de Tenrikyo», puso énfasis en que la Vida Modelo de Oyasama es un ejemplo a seguir para el Yokigurashi. Afirmando que Ella siempre recorrió alegre y enérgicamente, y se dedicó con mucho ánimo a las labores del Camino, precisó que su actitud, su forma de asentar el corazón y su comportamiento son la esencia de la Vida Modelo para el Yokigurashi, de la cual deberíamos aprender.

Asimismo, el reverendo mencionó el «nudo del Palacio Yamamura» acontecido en 1874 como huella del alegre recorrido de Oyasama y las personas cercanas a lo largo, incluso, de situaciones difíciles. Basándose en «La Vida de Oyasama», explicó los detalles de cómo Oyasama y sus discípulos, que habían comparecido al Templo Ensho, celebraron el Tsutome con alegría durante el severo interrogatorio.

Recordando las virtudes de los precursores

El 27 de septiembre, día posterior a la Ceremonia Mensual, se ofició en la Sede la Ceremonia de Septiembre en Conmemoración de los Difuntos. Al cabo de la oración a Dios Oyagami, en el Santuario Principal se celebró el Teodori, Danza Sagrada, compuesto por el Himno Yorozuyo y los Doce Himnos Sagrados.
A continuación, durante el «Ritual en el Santuario de los Difuntos», el Rvdo. Daisuke Nakayama pronunció la oración recordando las virtudes de los difuntos, quienes se dedicaron de corazón a las labores de dedicación sincera a la salvación, y solicitó que nos guíen para que podamos dar firmes pasos dignos de este tiempo oportuno hacia la madurez espiritual.