Ceremonia Mensual de Agosto del Año 185 de Tenrikyo

2022年9月26日

En medio de la brisa refrescante

La Ceremonia Mensual de Agosto de la Sede se celebró el día 26 de dicho mes en el Santuario Principal, teniendo al Rvdo. Daisuke Nakayama como oficiante principal.

En la oración a Dios, el Rvdo. Daisuke manifestó su agradecimiento por la benevolencia de Dios Oyagami que por largos años nos ha orientado hacia el Yokigurashi, Vida Plena de Alegría y Felicidad, con su Providencia invariable y cálido amor paterno-materno, y luego expresó: «Nosotros, los encargados de iglesia y los Yoboku procuramos comprender tu voluntad de Oya, Padre-Madre, con la que nos apremias la salvación mostrándonos diversos problemas circunstanciales, como la pandemia del coronavirus y los desastres naturales, y nos determinamos a avanzar firme y animadamente en unión espiritual sobre el camino de la salvación del mundo apoyándonos en la Vida Modelo de Oyasama». A continuación, se celebraron con alegría el Tsutome del Kagura y el Teodori, Danza Sagrada.

Aquel día, el Hogar Paterno amaneció cubierto por una espesa nubosidad, pero ocasionalmente se levantaba un viento refrescante que hacía sentir la cercanía del otoño. Los fieles que participaron en la ceremonia entonaron en unión de corazones el Mikagura-uta, Himnos Sagrados. Finalizando el Tsutome, Yoshiaki Mihama, reverendo de la Sede, dirigió el discurso de la ceremonia.

El Rvdo. Mihama mencionó acerca del significado de la «Instrucción», la cual se promulgará en la Ceremonia Mayor de Octubre de este año con miras al 140.o Aniversario de Oyasama. Dentro de este tema, reflexionó sobre la época en que se oficiaron el 1.o y el 5.o Aniversario de Oyasama, y citando la Indicación Divina (Osashizu) recibida con miras al 5.o Aniversario, la cual enseña que debemos recorrer el camino de la Vida Modelo durante «Tres años, Mil días», señaló que probablemente a través de ambos aniversarios fue que nuestros precursores lograron establecer la disposición del corazón para ir celebrando los aniversarios venideros.

Además, manifestó que es ahora el momento oportuno para prepararnos hacia un nuevo aniversario dando continuidad a ese espíritu y siguiendo el deseo del Shimbashira contenido en la Instrucción.

Por último, el Rvdo. Mihama expresó que no debemos hacer caso omiso ni siquiera de un renglón de la próxima Instrucción y que espera su promulgación con la alegría de poder nutrirnos.