Tsutome de Petición por el cese de la pandemia en la Sede – el 1 de Junio

2021年6月28日

Cambiemos nuestro corazón a uno de dedicación sincera a la salvación

El primero de junio pasado, la Sede de la Iglesia ofició el Tsutome de Petición en el Santuario Principal con el objetivo de orar por el cese de la pandemia del coronavirus y la recuperación de las personas afectadas, así como para reafirmar, en unión de corazones, el sentido que tiene recibir la gracia divina. Para este día, se colocaron bancos en el Patio Central y frente al Recinto Sur debido a la restricción de ingreso al interior del santuario.

Al mediodía, el Tsutome de Petición se celebró con el Rvdo. Daisuke Nakayama, Sucesor del Shimbashira, haciéndose cargo del hyoshigi, y el Rvdo. Yoichiro Miyamori, Director General de Asuntos Religiosos de Tenrikyo, del kazutori.

Previo al Tsutome, el Rvdo. Miyamori dirigió unas palabras: «Oremos a Dios Oyagami por el cese de la pandemia y, a la vez, salvemos a las personas con inquietudes y sufrimientos», las cuales expresó considerando el Estado de Emergencia declarado en distintas zonas de Japón.

Seguidamente, aludiendo al siguiente verso del Ofudesaki: «Por más difíciles que penséis que son las cosas, no tenéis que preocuparos. Tsukihi se encargará» (Ofudesaki, XII, 71), señaló que no será necesario preocuparnos por más difícil que parezca la situación en la que nos encontremos, pues Dios Oyagami se encargará y asegurará nuestro futuro. Asimismo, agregó los versos a continuación: «Todos vosotros en el mundo, esperad con ilusión el futuro camino. Si sólo el pesar de Dios se disipa…» y «Cuando día a día empiece a limpiar vuestro corazón, no habrá nadie que pueda resistirme» (Ofudesaki, XII, 72 y 73). Citados estos versos, manifestó: «Si procuramos disipar el pesar acumulado de Dios Oyagami, no habrá nada de qué preocuparnos. Lo que debemos hacer en estos momentos es llevar a cabo la salvación con un corazón animado. La “limpieza del corazón” significa ir cambiando el corazón a uno libre del pensamiento humano y de preocupación por el futuro».

Por último, refiriéndose al Osashizu, Indicación Divina: «Asentad bien la Verdad del día de hoy en vuestros corazones. No necesitáis inquietaros. Pase lo que pase, no habrá nada más, excepto la Verdad de la base del Camino» (Osashizu, 13 de marzo de 1900), el Rvdo. Miyamori mencionó: «El presente es un tiempo oportuno para cambiar nuestro corazón. A partir de ahora, teniendo únicamente un corazón de dedicación sincera a la salvación en olvido de la inquietud por el futuro y en abandono del pensamiento humano, celebremos el Tsutome de Petición en unión de corazones apoyándonos plenamente en la infinita Providencia de Dios Oyagami».

Este Tsutome de Petición tiene programado oficiarse al medio día del primero de cada mes en el Santuario Principal de la Sede durante el año en curso.